Certificaciones de Producto (I) - Iristrace - Software de Auditorías, Inspecciones y Checklists

Certificaciones de Producto (I)

Picture of Luis Polo

Luis Polo

Más de 24 años de experiencia en calidad, seguridad alimentaria, bienestar animal, laboratorio, certificaciones de sistemas y producto, acreditación de laboratorio.

27 junio, 2024

Diferencias entre Acreditación/Certificación de Sistema y Certificación de Producto

La ACREDITACIÓN es el proceso por el cual una entidad independiente y reconocida oficialmente (organismo de acreditación) evalúa y reconoce la competencia técnica y la imparcialidad de una organización para llevar a cabo actividades específicas, como la certificación, inspección, ensayos y calibración. La acreditación asegura que las entidades certificadoras cumplan con normas internacionales, como la ISO/IEC 17065 (para organismos de certificación) o la ISO/IEC 17025 (para laboratorios de ensayo y calibración).

Características de la Acreditación:

Entidad Evaluadora: Organismos de acreditación (ej. ENAC en España, UKAS en Reino Unido, ANAB en EE. UU.).

https://www.enac.es

Objetivo: validar la competencia y la imparcialidad de las entidades certificadoras.

Normas Internacionales:** Basadas en estándares como ISO/IEC 17065 e ISO/IEC 17025.

Periodicidad:La acreditación se revisa periódicamente para asegurar el mantenimiento de los estándares.

La certificación de SISTEMAS es el proceso mediante el cual una organización de certificación independiente evalúa y verifica que el sistema de gestión de una empresa cumple con los requisitos de una norma específica. En el sector alimentario, los sistemas más comunes son los de gestión de calidad (ISO 9001), gestión de la seguridad alimentaria (ISO 22000), y otros sistemas como FSSC 22000 o BRCGS (Global Standard for Food Safety).

Características de la Certificación de Sistemas:

Entidad Evaluadora: organismos de certificación acreditados. Ej: AENOR, SGS, BUREAU VERITAS, KIWA.

Objetivo: Verificar que los sistemas de gestión cumplen con las normas establecidas.

Normas Internacionales:** ISO 9001, ISO 22000, FSSC 22000, BRCGS.

Alcance: Aplica a los procesos y sistemas de la organización en su conjunto.

La CERTIFICACIÓN DE PRODUCTO es el proceso por el cual una entidad certificadora independiente verifica y confirma que un producto específico cumple con las normas o especificaciones técnicas aplicables. Esto puede incluir aspectos de calidad, seguridad, y requisitos específicos del mercado o del cliente. Pueden ser certificaciones que recojan requisitos legales existentes o pliegos privados.

Características de la Certificación de Producto:

Entidad Evaluadora: Organismos de certificación acreditados.

Objetivo: Verificar que los productos cumplen con normas o especificaciones técnicas.

Normas: legales o pliegos privados.

Alcance: Aplica a productos individuales y sus características específicas.

Una de las características en cuanto a etiquetado, es que si disponemos de una certificación de sistema podemos hacer publicidad en nuestros medios de comunicación habituales, pero no podemos etiquetar con el logo del estándar el producto, para no provocar confusión en el consumidor, dado que el disponer de una certificación de un sistema de calidad (ISO9001) o seguridad alimentaria (BRS, IFS) no indica que fabriquemos un producto con unos requisitos determinados, hecho que si podemos demostrar con una certificación de producto, en la que si podremos etiquetar con el logo correspondiente, para poder informar al consumidor de las características de dicho producto.

A continuación describiremos ejemplos de certificaciones de producto en diferentes sectores alimentarios, pero iniciaremos con los que son comunes:

2.CERTIFICACIONES DE PRODUCTO GENERALES

Ecológico

Para poder comercializar alimentos ecológicos en la Unión Europea los productores deben certificar sus producciones conforme al  Reglamento de Producción Ecológica (UE) 2018/848 por el que se establecen las normas de producción ecológica y de etiquetado de los productos.

Las empresas que pueden solicitar la certificación ecológica son:

  • Explotaciones agrarias, semilleros y productores de plántulas.
  • Explotaciones ganaderas, apicultura, helicicultura.
  • Industrias de transformación y distribución.
  • Industrias de piensos.
  • Explotaciones de acuicultura.

Si resumimos lo más destacado de esta certificación es que:

  • Hay que controlar todo el proceso de producción.
  • No permite el uso de organismos genéticamente modificados, ni usar radiaciones ioinzantes.
  • En el caso de aditivos o ingredientes de productos elaborador (ej fabricación de embutidos): la mayor parte deben proceder de agricultura ecológica (95%).
  • Uso de prácticas de labranza y cultivo respetuosas con el suelo
  • Uso de la rotación de cultivos para que los recursos en el sitio se utilicen de manera eficiente
  • Restricción severa de los pesticidas químicos, los fertilizantes sintéticos, los antibióticos (en ganadería) y otras sustancias.
  • Priorización de los recursos producidos en el sitio, como el abono de la propia granja como fertilización del suelo o el uso de piensos producidos a partir de variedades vegetales (ej cereales) producidas en la misma explotación agraria
  • Elección de especies y variedades apropiadas que se adapten a las condiciones locales y resistan a los parásitos y a las enfermedades
  • Si partimos de una explotación normal y queremos hacer cambio a ecológico se suele requerir 2 años de transición.
  • En el caso ganadero, los animales deben disponer de espacio de esparcimiento (no habitual en granjas de intensivo), el uso de antibióticos no está permitido de forma preventiva, y los animales se deben alimentar de piensos de producción ecológica.

Bienestar animal

Ante la preocupación de los consumidores, por el respeto a los animales, han ido surgiendo estándares de bienestar animal, y hoy en día podemos encontrar logotipos de bienestar animal en carne y productos cárnicos, leche y productos lácteos.

Aunque los sectores que iniciaron esta certificación fue el vacuno y el porcino, se han ido incorporando, la producción de ovino, caprino, conejos, perdices, etc..

Los requisitos afectan principalmente a las granjas de producción, transporte de los animales y matadero, es decir mientras el animal está vivo, y principalmente se trata de garantizar las 4 libertades de los animales:

  • Alimentación: ausencia de hambre y sed prolongada y disponer de confort térmico.
  • Alojamiento: confort térmico, facilidad de movimiento y ausencia de lesiones.
  • Estado sanitario: ausencia de enfermedades o dolor por el manejo,
  • Comportamiento: expresión social adecuada a la especie, relación humano-animal positiva y estado emocional positiva.

Sin alérgenos (sin gluten, sin lactosa)

Desde hace años, asociaciones como FACE (Federación de celiacos de España) o ADILAC (asociación de intolerantes a la lactosa), establecen los requisitos que deben cumplir los productos para poder poner el logo de “ELS” (sin gluten) de ADILAC en los productos.

Hace unos años no había normativa europea, pero hoy en día si la hay para determinar la cantidad mínima para etiquetar un producto sin gluten o sin lactosa. Te dejamos aquí enlace del Ministerio de consumo para que veas los requisitos para poder etiquetar los productos sin gluten, y recomendaciones AESAN para los productos sin lactosa.

Díptico La Enfermedad Celiaca por el Ministerio de Consumo

A pesar de esto, si queremos cumplir los requisitos de control de materias primas, proceso y producto final que establecen los pliegos de condiciones de estas certificaciones, podremos usar el logo en el etiquetado de nuestros productos, una vez cumplamos los requisitos.

V-label (productos veganos/vegetarianos)

Desde hace unos años, el incremento de consumidores que han abandonado el consumo de productos de origen animal, y se han pasado a una dieta vegana o vegetariana ha indo en aumento, y en los lineales de las tiendas así lo estamos viendo.

V-Label es una iniciativa que se inició en Suiza en 1996. Está registrada y reconocida internacionalmente, y sirve para etiquetar productos veganos y vegetarianos. 

Se incluyen en el alcance:

  • Alimentos.
  • Cosmética.
  • Restauración.
  • No alimentación (textil).

Cada vez nos encontramos más productos en el mercado fabricado a partir de ingredientes vegetales, que “imitan” a productos de origen animal, pero sin contener ingredientes de origen animal.

Si quieres conocer los requisitos de esta certificación, puedes descargártelo en el siguiente enlace: https://v-label.com/es

Religiosas

La población musulmana y judía que vive en países que no son de mayoría de estas religiones necesitan estar tranquilos en cuanto al origen de las materias primas, y proceso de sacrificio (en el caso de la carne) en los productos que consumen, y es por lo que en los últimos años, debido a la inmigración que está viviendo Europa procedente de países de origen musulmán de África, y Oriente medio principalmente, tenemos cada vez más en los supermercados productos etiquetados como productos HALAL (permitidos para la religión musulmana) y KOSHER (permitidos para la población judía).

Certificación Halal

También está siendo una oportunidad de las empresas españolas o europeas para exportar sus productos a mercados internacionales de países donde el islam es la religión mayoritaria (África, Oriente, Asia).

Cada vez estás certificaciones se están poniendo más estrictas en cuanto a los requisitos, y lleva a que las empresas que quieren fabricar productos de este tipo, tienen que tener instalaciones independientes de líneas de producción de otras especies no permitidas (ej cerdo), con el fin de evitar contaminaciones cruzadas y que aparezcan trazas de proteínas de cerdo en productos destinados al mercado musulmán etiquetados como HALAL.

Se condiera haram (prohibido) la carne de cerdo, y los productos que puedan proceder de él (gelatina por ejemplo). Por lo que los ingredientes/aditivos (conservantes, colorantes)  que usemos en la elaboración de productos HALAL deben cumplir los requisitos del pliego .

Certificación Kosher

La palabra cashrut o kashrut (en hebreo כַּשְׁרוּת) significa “correcto” o “apropiado”. Se refiere a los preceptos judíos que determinan con precisión qué alimentos se puede y no se puede ingerir, es decir, cuáles cumplen con los preceptos de la religión y cuáles no. Aquellos que cumplen con los preceptos del Kashrut son denominados casher, כָּשֵׁר, (o kosher).

Permiten el consumo de animales terrestres que tengan pezuñas hendidas y rumien, como las ovejas, las cabras, los ciervos y las vacas. No están permitidos, por tanto: cerdo, conejo, liebre, perros, camellos y caballos. Tampoco el águila, buitre o avestruz.

En cuanto a pescado, este debe tener aletas y escamas, como el salmón, o el atún; por el contrario no están permitidos los crustáceos, mariscos y mamíferos marinos.

Para obtener los logos específicos de estas certificaciones, normalmente puedes encontrarlos en las páginas oficiales de cada programa de certificación. IRISTRACE es un software que te va a permitir llevar los controles de calidad y sus registros totalmente de forma digital, sin el uso de papeles, ni retrabajos que no aportan valor al departamento de calidad y supone un tiempo perdido que se puede dedicar a otras tareas del departamento.

https://www.linkedin.com/in/lpolo

Luis Polo Cózar

Consultor, formador y mentor/coach en industria alimentaria.

¡Sígueme en redes!

¿Te resultó interesante? ¡No dudes en compartirlo!

Scroll al inicio